Esguince del ligamento lateral externo del tobillo

(10)

¿Qué es un esguince?

Un esguince es el estiramiento de un ligamento provocado por la tensión excesiva de una articulación, normalmente por una torsión.

Si la torsión supera la capacidad de resistencia de los huesos puede producirse una fractura, o un desgarro si la unión con el tendón cede sin sobrepasar la resistencia ósea.

La mayoría de casos se producen por haber perdido el equilibrio en terrenos resbaladizos o como resultado de un movimiento brusco durante la práctica deportiva o la actividad física.

Un esguince de tobillo es un estiramiento o un desgarro del ligamento exterior del tobillo, que está formado por tres fascículos.

¡El esguince de tobillo es la lesión más común entre los deportistas y se estima que ocurren unos 6.000 casos a diario!

La razón es muy sencilla: los pies, y en especial los tobillos, son «nuestros estabilizadores», unos elementos propioceptivos que nos ayudan a mantener el equilibrio y evitan que nos caigamos. Así pues, los tobillos son nuestros «fundamentos» y evitan que perdamos el equilibrio.

El movimiento que produce el esguince es típico; la pérdida de equilibrio provoca un movimiento brusco de torsión en varo, es decir, hacia el exterior del pie.

¿Quién no se ha torcido el tobillo alguna vez?

Los médicos y los servicios de urgencias reciben cada día a deportistas y no deportistas que llegan sintiendo dolor y con el tobillo visiblemente hinchado por su parte exterior e inferior.

Clasificación de los esguinces

Esguince leve con una distensión parcial del ligamento

Uno de los fascículos del ligamento lateral externo se ha estirado demasiado, sin rotura ni desgarro. El dolor inicial deja paso a un dolor moderado, la articulación aparece un poco hinchada pero sin equimosis. Pueden efectuarse los movimientos y estos son normales;¡años atrás lo llamábamos simplemente «torcedura»!

Esguince medio con desgarro parcial

Uno de los fascículos del ligamento lateral externo se ha roto, pero no completamente.

El dolor resulta intenso y se observa una hinchazón con equimosis, signo de una hemorragia interna, es decir, de un desgarro.El dolor impide mover la articulación con normalidad.

   >>NB: estas dos primeras categorías representan el 90% de los esguinces.

Esguince grave con desgarro completo

La rotura de dos o tres fascículos del ligamento lateral externo es total y se da un posible desagarro del hueso.

Un dolor inicial agudo viene acompañado de una sensación de mareo (el llamado dolor sincopal). Dolor intenso, hinchazón y equimosis son síntomas claros que obligan a realizar una radiografía.

¿Cómo actuar en caso de accidente?

El protocolo en caso de accidente es el CRICER==> CRIoterapia Compresión Elevación Reposo

CRI de crioterapia : la aplicación de hielo reduce la temperatura de una zona localizada, produce un efecto vasoconstrictor y evita la formación generalizada del hematoma. Además, el hielo tiene un efecto analgésico.

C de compresión: de la hemorragia interna que reduce la talla del edema.

E de elevación: reduce la hemorragia interna y refuerza el retorno venoso para contrarrestar la formación del edema.

R de reposo, contención o compresión: para detener el sangrado y reducir el tamaño del edema.

Luego, sin apoyar el pie en el suelo, debes acudir al médico o a un servicio de urgencias.

>>>Consejo del profesional del IRBMS: No te masajees el tobillo ni lo fuerces.Si te duele mientras esperas a que te atiendan, puedes tomar un paracetamol, siempre y cuando no seas alérgico o no puedas tomarlo por contraindicación.

El médico te examinará en busca de:

  • un dolor aislado e importante en la parte exterior del tobillo
  • una hinchazón de la parte exterior del tobillo
  • una equimosis (hematoma) en toda la parte externa del tobillo
  • movimientos dolorosos en la flexión y la extensión varo-valgo
  • imposibilidad de movimiento (no puedes mover el pie ni el tobillo)

Importante: si puedes soportar el dolor y la hinchazón no molesta demasiado, el médico comparará los dos tobillos para encontrar una laxitud natural al torcer el tobillo (varo forzado)

De lo contrario, y en caso de esguince grave, el médico buscará un posible desgarro muscular y óseo o incluso una fractura

¿Cómo diagnosticar un esguince y su gravedad?

Con un examen clínico, una prueba radiológica y una ecografía.

El médico también puede pedir una MRI para buscar otras posibles lesiones

Tratamiento de los esguinces

Objetivos:

  • reducir el dolor, la inflamación y el edema
  • inmovilizar la articulación para ayudar a la cicatrización del ligamento
  • proponer una rehabilitación precoz para volver a andar y a practicar deporte.

Técnicas de tratamiento

Compresión y descarga: tobillera, strapping, vendas, ortesis y yeso si fuera necesario.

La prevención de problemas de circulación y la prevención de flebitis.

Analgésicos y antiinflamatorios si fueran necesarios.

La rehabilitación funcional:refuerzo muscular y propiocepción

Indicaciones quirúrgicas excepcionales: en función del desgarro del ligamento y de la inestabilidad (laxitud anormal de la articulación)

Conclusión

Los esguinces del ligamento lateral externo son frecuentes y, por suerte, a menudo no tienen demasiada complicación.

Un buen tratamiento desde el inicio y una buena rehabilitación pueden evitar las recaídas.

Te aconsejamos que una vez recuperado acudas al podólogo para encontrar cualquier desequilibrio en la estática plantar que produzca problemas en el tobillo.Llevar plantillas ortopédicas puede ser útil.

 

Docteur Patrick Bacquaert

Médecin chef de l'IRBMS

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA